© Tomás Bernal Benito 2021 Web realizada P.L.C.F.
vinieron en ayuda del rey Alfonso al grito de Deus ho Vult (Dios lo quiere). Así pues, en 1143, hay un documento por el que los Templarios adquieren en Zaragoza un palacio, un corral y una heredad. Aparte, en el documento queda indicado claramente que la venida de los Templarios a Aragón era para defenderlo de los moros. En este documento aparecen los nombres de dos Templarios: Don Audardo y Fr. Ramón Bernard. Este Bernard fue el primer Templario que estuvo al frente de la Orden en nuestras tierras. Fr. Ramón Bernard aparece luego con frecuencia en otros documentos de otros lugares de Aragón. En el año 1164 consta que ya tenían convento en el barrio de San Felipe y muy cerca un horno. En el Cartulario fechado en diciembre de 1164 hay una donación de García Arcés de Asín a los frailes de la Milicia del Temple; a Don Ugas Gaufred, Maestre de España y Provenza, a Guillermo del Bays, a Ramón de Castronovo, a fray Bernardo de Salvio y a todo el convento de la Milicia del Temple se dona una casa con su pardina que está en el barrio de San Felipe (Zaragoza) y delante de las casas de los templarios. Linda por el este con el horno del Temple, por el sur con la casa de García Martín y por el norte y oeste con carrera pública. Lo da por la redención de su alma, de la de sus padres y parientes y por todos los fieles difuntos.
Con motivo de estas compras y donaciones, que se multiplican, la casa del Temple en Zaragoza fue creciendo y aumentando en importancia. En el 1204, gracias a la donación del Obispo de Zaragoza, Don Raimundo de Castrocol, ya poseían iglesia y cementerio propios. El Cartulario del 14 de septiembre de 1204 nos habla de un Convenio entre el obispo de Zaragoza, Don Raimundo, y los frailes de la Milicia del Temple acerca de los novales y otros impuestos episcopales y de los derechos de ambos lugares e Iglesias. Se reunieron Fray Pedro de Luna, preceptor de la Casa de Zaragoza, representando a la primera de las partes, y por la otra Don Raimundo, obispo de Zaragoza y el Capítulo de la iglesia de San Salvador de Zaragoza. El señor obispo concede a los frailes del Temple la iglesia y el cementerio en la casa de los templarios de Zaragoza, con algunas condiciones acerca de los que allí sean sepultados. Se conoce ya en 1207 de la existencia de la iglesia y cementerio por el testamento que hace doña Guisabel, que escoge su sepultura en el cementerio de la iglesia de los frailes de la casa de la milicia del Temple. La iglesia estaba dedicada a la Virgen María y además del altar mayor dedicado a nuestra señora, tenía otro dedicado a San Jorge. En el Cartulario del 2 de febrero de 1207 el Testamento de Doña Guisabel dice que está enferma y que es esposa de don Miguel Vermell. Da su cuerpo para que sea sepultado en el Cementerio de la Iglesia de los frailes de la Milicia del Temple de Zaragoza y deja 100 sueldos de denarios para las obras de la iglesia de la Casa de la
La Iglesia de Santa María de la Casa de la Milicia del Temple Zaragoza I Congreso de Zaragoza - Historia Medieval - La Orden del Temple
Pag. anterior Pag. siguiente
Pag.:
cruzada a la conquista de Zaragoza, algunos caballeros Templarios vinieron en ayuda del rey Alfonso al grito de Deus ho Vult (Dios lo quiere). Así pues, en 1143, hay un documento por el que los Templarios adquieren en Zaragoza un palacio, un corral y una heredad. Aparte, en el documento queda indicado claramente que la venida de los Templarios a Aragón era para defenderlo de los moros. En este documento aparecen los nombres de dos Templarios: Don Audardo y Fr. Ramón Bernard. Este Bernard fue el primer Templario que estuvo al frente de la Orden en nuestras tierras. Fr. Ramón Bernard aparece luego con frecuencia en otros documentos de otros lugares de Aragón. En el año 1164 consta que ya tenían convento en el barrio de San Felipe y muy cerca un horno. En el Cartulario fechado en diciembre de 1164 hay una donación de García Arcés de Asín a los frailes de la Milicia del Temple; a Don Ugas Gaufred, Maestre de España y Provenza, a Guillermo del Bays, a Ramón de Castronovo, a fray Bernardo de Salvio y a todo el convento de la Milicia del Temple se dona una casa con su pardina que está en el barrio de San Felipe (Zaragoza) y delante de las casas de los templarios. Linda por el este con el horno del Temple, por el sur con la casa de García Martín y por el norte y oeste con carrera pública. Lo da por la redención de su alma, de la de sus padres y parientes y por todos los fieles difuntos. Con motivo de estas compras y donaciones, que se multiplican, la casa del Temple en Zaragoza fue creciendo y aumentando en importancia. En el 1204, gracias a la donación del Obispo de Zaragoza, Don Raimundo de Castrocol, ya poseían iglesia y cementerio propios. El Cartulario del 14 de septiembre de 1204 nos habla de un Convenio entre el obispo de Zaragoza, Don Raimundo, y los frailes de la Milicia del Temple acerca de los novales y otros impuestos episcopales y de los derechos de ambos lugares e Iglesias. Se reunieron Fray Pedro de Luna, preceptor de la Casa de Zaragoza, representando a la primera de las partes, y por la otra Don Raimundo, obispo de Zaragoza y el Capítulo de la iglesia de San Salvador de Zaragoza. El señor obispo concede a los frailes del Temple la iglesia y el cementerio en la casa de los templarios de Zaragoza, con algunas condiciones acerca de los que allí sean sepultados. Se conoce ya en 1207 de la existencia de la iglesia y cementerio por el testamento que hace doña Guisabel, que escoge su sepultura en el cementerio de la iglesia de los frailes de la casa de la milicia del Temple. La iglesia estaba dedicada a la Virgen María y además del altar mayor dedicado a nuestra señora, tenía otro dedicado a San Jorge. En el Cartulario del 2 de febrero de 1207 el Testamento de Doña Guisabel dice que está enferma y que es esposa de don Miguel Vermell. Da su cuerpo para que sea sepultado en el Cementerio de la Iglesia de los frailes de la Milicia del Temple de Zaragoza y deja 100 sueldos de denarios para las obras de la iglesia de la Casa de la
Pag. anterior Pag. siguiente
La Iglesia de Santa María de la Casa de la Milicia del Temple Zaragoza I Congreso de Zaragoza - Historia Medieval - La Orden del Temple
© Tomás Bernal Benito 2021 Web realizada P.L.C.F.
Pag.: